jueves, 19 de noviembre de 2009

Hospital Naval Santiago Tavara. Bellavista, Callao. Peru.

Con los merecidos éxitos alcanzados en su vasta trayectoria, el Centro Médico Naval que ha cumplido 52 años al servicio de la institución, se ubica hoy entre los mejores hospitales de su género en América del Sur. En la amplia extensión donde se levantan los distintas edificios, éstos cuentan con consultorios dotados de moderna infraestructura. El personal médico y paramédico es seleccionado minuciosamente y se perfecciona constantemente para lograr la excelencia. La Dirección de Salud, en el marco de su misión, constituye uno de los pilares fundamentales del bienestar: la salud. Ha dado excepcional prioridad a la adquisición de equipos que respondan a las exigencias de la tecnología médica actual, en función de una apropiada administración de los recursos económicos.


Así, para ofrecer un minucioso diagnóstico, se cuenta con equipos de ultima generación, como un resonador magnético, una cámara gamma, tomógrafo axial, mamógrafo digital, angiógrafo digital, equipos de rayos X multipropósito, ecógrafo multifuncional y litotricia extracorpórea. A los equipos médicos, se suman las unidades dentales y el novísimo equipo de lavandería que incluye un sistema a vapor.

A las innovaciones de los equipos y la alta calidad profesional en las diversas especializaciones médicas, se suma el valioso aporte científico que, desde 1983, viene otorgando el Instituto de Investigación de Enfermedades Tropicales (NAMRID) en mérito a un convenio bilateral entre la Marina de Guerra del Perú y la Marina de los Estados Unidos para el estudio y confirmación de las pruebas del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y demás retrovirus como la malaria, leishmaniasis, enfermedades diarreicas, bartonellosis y leptospirosis.

Especialistas peruanos y estadounidenses, además de la investigación, ofrecen transferencia de tecnología a los distintos sectores de salud tanto privado como público incluyendo el de las Fuerzas Armadas en el diagnóstico médico de laboratorio.

El Centro Médico Naval, en los últimos años, ha extendido sus servicios en el Policlínico de San Borja, la Posta Naval de Ventanilla y la Clínica Naval de Iquitos.
Para el tratamiento del personal y pobladores de la zona, cuenta con modernos equipos de diagnóstico: rayos X y ecógrafo. La unidad de urgencia tiene instrumentos que permiten la estabilización, monitoreo y seguimiento de los pacientes, y el área quirúrgica tiene una unidad de esterilización, sala de operaciones, partos y equipos de anestesiología, además de lámparas cialíticas, mesa de operaciones e instrumental adecuado para las intervenciones quirúrgicas.

El personal naval viene haciendo uso de un Seguro Oncológico, novedosa modalidad que permite un tratamiento especial a los familiares directos.

El Centro Médico Naval fundado por el vicealmirante Roque A. Saldías inició sus servicios el 4 de julio de 1956, en sus funcionales edificios que se levantan en el distrito de Bellavista-Callao. Desde entonces, sus diferentes directores, observando rigurosamente las políticas del alto mando naval concatenadas a la sanidad naval, progresivamente se ha adaptado a los constantes adelantos de la ciencia médica, tanto en la tecnología instrumental cuanto a las nuevos descubrimientos, innovación que ha permitido mantenerse en el privilegiado lugar que hoy ostenta a nueve años de haber inaugurado el siglo XXI.